martes, 29 de junio de 2010

Hoy celebramos el 3er Aniversario de la llegada del iPhone



Un 29 de junio como hoy, Apple tuvo uno de esos días que pasan a la historia. Todas las Apple Store recibieron largas colas de personas que se congregaron para ser los primeros en tener el iPhone, el nuevo teléfono que prometía revolucionarlo todo. Más de 250.000 unidades en las primeras 24h presagiaron el gran éxito que iba a suponer.

Hace ya 3 años Steve Jobs presentó en una inolvidable keynote de la MacWorld 2007, uno de los productos más importantes de la historia de Apple, el iPhone. Con una estética diferente, y un sistema operativo innovador, un nuevo concepto móvil había llegado para imponerse a cualquier otro teléfono inteligente de la época. Y es que poco importaba que pudiera haber terminales más completos o tuviera los clásicos defectos de las primeras hornadas, el iPhone había revolucionado el mercado y el 29 de junio de ese mismo año, largas colas de personas abarrotaron las calles americanas para hacerse con su modelo.



El exito despúes de vario intentos


Tras varios intentos, el sueño de Graham Bell pudo materializarse en 1876, con una conversación entre ambos personajes transmitida de una habitación a otra por medio de un aparato. Por primera vez se escucharon las palabras: “Señor Watson, venga, le necesito”. Esta transmisión se considera como el nacimiento del teléfono.

lunes, 28 de junio de 2010

Historia del teléfono celular.

Fue hasta 1973, casi 100 años después de la invención del teléfono, cuando la marca Motorola presentó un primer teléfono móvil. Quien lo había diseñado, Martín Cooper, hizo una llamada desde la calle a la oficina de los Bell Labs, que apoyaban a la compañía At&T, es decir, sus propios competidores en la carrera por conseguir un aparato inalámbrico que transmitiera la voz humana.
La carrera por mejorar esta tecnología y comercializarla ha sido vertiginosa: el servicio se ofreció a la población en 1979, pero se distribuyó en los países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia) en 1981, y en Estados Unidos hasta 1983.
Originalmente la idea era producir un equipo que pudiera ser movible (no se pensaba en nada que fuera de bolsillo). Se pretendía que cada persona tuviera un número de teléfono que pudiera utilizarlo desde el lugar donde se encontrara, por eso los primeros aparatos pesaban dos kilos y medio.

video

INICIOS

Su historia comenzó en el taller de Charles Williams, en la ciudad de Boston, donde se investigaba sobre la electricidad. El entonces nuevo descubrimiento que llenó de admiración al mundo entero inició la carrera para construir piezas y mejorar las maquinarias y aparatos electrodomésticos, abriendo nuevos caminos a la creatividad.

Más adelante Graham Bell le dijo a Watson estas palabras: “Si pudiera hacer que una corriente eléctrica variara en intensidad precisamente como el aire varía en densidad durante la producción del sonido, podría transmitir la palabra telegráficamente”. Clave del invento que después se llamó teléfono.
Ahí tuvo lugar el feliz encuentro entre este inventor y Alejandro Graham Bell, quien tenía la cátedra de Fisiología vocal en la Universidad de Boston, y se había especializado en la enseñanza de la palabra visible (sistema inventado por su padre con el fin de que una persona sorda pudiera aprender a hablar).

video